lunes, 23 de abril de 2018

Retropost #2120 (23 de abril de 2008): Vivre sa vie


Es una película de Godard, un clásico de la Nouvelle Vague, de 1962.  Narra el descenso vital de una chica que vive su vida, de joven dependienta casada primero, dedicándose a la prostitución luego, y termina con una muerte de perro en un ajuste de cuentas de sus chulos y propietarios, justo cuando encontraba nueva pareja y pensaba dejarlo. Todo un poco a la ligera, la chica. Pero para compensar, todo contado a la Godard, a base de escenas más o menos inconexas, atípicamente engarzadas; encuadres extravagantes de esos que nos gustan a los intelectuales cinéfilos: con los personajes de espaldas (simbolizando comunicación solapada a veces, otras just because), composiciones con un personaje tapando al otro, con primeros planos desubicados, la cámara yendo un poquito a su aire como sin hacerles a los personajes todo el caso que debiera si esto fuera Hollywood...  Cosas todas que no contribuyen desde luego a que la historia se vea involucrándose emocionalmente. Vivre sa vieMás bien hay una distancia aséptica o indiferencia—la película no juzga, o más bien hace una mezcla atípica e inconsistente, desorientadora, de juicios y abstinencias de juicio. Porque hay muchos juicios implícitos sobre la prostitución, la explotación, etc., no puede ser menos, pero quedan a la vez extrañamente desactivados por lo que vemos. El personaje retratado, Nana (una chica zola), parece un poco ajena a lo que le pasa—va errante por la vida disfrutando de los momentos, mirando las musarañas, prostituyéndose con el mismo desinterés con el que vende o malvende discos, sin plantearse un comportamiento coherente o un proyecto de vida que permitiese pensar que es una víctima de algo o de alguien que no sea su propia desatención y falta de recursos, meningíticos sobre todo. Por ejemplo, debe dinero la chica y la deshaucian, pero no le importa gastarse lo que deben ser sus pocos cuartos en cines y bares. Claro que estas endebleces tampoco parecen preocuparle para nada al director, no están ahí sus prioridades, para nada. Realmente no están sino en desvencijar un poquito la narración cinematográfica tradicional, con escenas que parecen no venir a cuento, conversaciones desconectadas del progreso narrativo, etc. Eso sí: la chica, que tenga sesos de mosquito pero que sea guapa, que su cara resuelva la composición si el plano es demasiado estático. Y una vez retratada, que muera como en el Retrato Oval. Estos materiales culturales accidentales que se introducen (la alusión al cuento de Poe, la conversación sobre filosofía alemana, la escena de Juana de Arco de Dreyer) son como un kit de hágalo usted mismo, para que el espectador los aplique a su gusto a la película, en autorreflexión problemática y no obvia. Pero también los podemos dejar estar ahí, y contemplar el kit sin más. Realmente sí hay vidas que merecen que las filme Godard, y no alguien más involucrado en ellas. Y puestos a filmar la vida cotidiana de una prostituta a fragmentos, se me ocurren muchos otros fragmentos que aquí se dejan fuera. Pero claro, hasta los experimentales clínicos trabajan dentro de unos parámetros presentables de decencia, no vayamos a confundir los géneros...

Vivre sa vie. Escrita y dirigida por Jean-Luc Godard, basada en una obra de Marcel Sacotte. Cast: Anna Karina, Sady Rebbot. Fotog. Raoul Coutard. Prod. Films de la Pléiade. Francia, 1962. DVD: Vivre sa vie / My Life to Live. Nouveaux Pictures, c. 2004.*




—oOo—

domingo, 22 de abril de 2018

Featured CORE upload!


Featured CORE upload!


Aquí:
http://dx.doi.org/10.17613/M6PZ81
 




—oOo—

Ivo en su cuartito

Ivo en su cuartito

053 - La campaña de mentiras sobre la represión en Asturias en 1934 | Hablamos español

Gustavo Bueno sobre el bable, España, y todo lo demás



La filosofía como mapa del mundo.

—oOo—

Esther Muñoz vuelve a METER UN REPASO ÉPICO A LOS SEPARATAS

Everybody Knows (4)

Françoise Hardy - On n'est pas couché 21 avril 2018




Me lo acabo de comprar. Aunque ahora mismo estoy oyendo el último de Françoiz Breut.

—oOo—

Bob Dylan - I Was So Much Younger Then (1958-1965)

Refoto de Flickr

Refoto de Flickr

Retropost #2119 (22 de abril de 2018): Oh lenguaje engañoso y falacia humana


20080422212404-2248520210-1a0efb96d5-m.jpg


Comentario puesto en el blog de Victor Gómez Pin que como de costumbre argumenta con argumentos falaces a favor del derecho al suicidio, y critica a nuestras leyes supuestamente teocéntricas que no autorizan el suicidio:

Vd. critica ciertas presuposiciones sobre un dios, etc., que al parecer existen en las leyes. Pero las leyes no buscan su justificación en una ley divina. Simplemente se basan (mientras no se pruebe lo contrario) en la voluntad popular. Por el contrario, el razonamiento de Vd. sí que pretende buscar una base a las leyes en un derecho trascendente y preexistente a la ley, un derecho según el cual los individuos se pertenecen a sí mismos. Esa relación de pertenencia es puramente imaginaria, existente (ya lo vemos) en la mente de Vd. y de los señores que cita, pero me temo que no tiene ningún fundamento jurídico. Los individuos no "se pertenecen" a sí mismos: más bien tienen la obligación legal (no hay otra objetiva) de cumplir las leyes en lo que estas dispongan sobre sus derechos y obligaciones para consigo mismos y para con los demás. La ética de cada cual puede tener fundamentos celestes como la católica o invocar un derecho natural como vd. hace, derecho que cada cual interpretará a su manera. Pero las leyes no se edifican sobre una de esas éticas privadas.

Atención, pregunta: ¿He sostenido aquí que el suicidio debería estar, o seguir, prohibido?





—oOo—

Retropost #2118 (22 de abril de 2008): Las Crónicas de Spiderwick


20080422192904-123606911-4bd5a235c8-m.jpg


Vamos a ver con los pseudo-gemelos una película para niños de esas que cuando éramos niños hubieran sido catalogadas con dos rombos y de terror pánico para adultos. Ahora, pschá, los niños tienen menos miedos, aunque los ogros sean hiperrealistas. Tanto el libro como la película les han gustado mucho.

Resumen de RedAragón:
Adaptación de las novelas de Tony DiTerlizzi y Holly Black, Las Crónicas de Spiderwick recrea a base de efectos especiales y espectaculares decorados, un universo fantástico de corte similar al visto recientemente en Narnia o La brújula dorada. Los gemelos Jared y Simon y su hermana mayor Mallory descubren un mundo paralelo poblado por trasgos, ogros, espíritus y hadas a través de la Guía del mundo fantástico que nos rodea, un libro escrito por su peculiar tío Arthur. Desde el momento en que abren el libro, los tres niños entran en un mundo de fantasía e inician una intensa aventura para proteger ese mundo del malévolo ogro Mulgarath.

A observar que es una película para familias traumadas—el padre de los niños los ha dejado para irse "con otra", y en la acción secundaria del drama familiar, lo que sucede es que Jared deja de identificarse con su padre y de echarlo de menos, para aceptar vivir con su madre. Y como vasos comunicantes psicológicos, el ogro de la historia se identifica con la imagen abyecta del padre: en un momento de la película, adopta la forma del padre y hasta lo apuñala el niño, vaya manera de resolver el Edipo. A estas alturas la familia americana media debe estar divorciada y reubicada, claro; y hay que adaptarse. Pero mal quedan aquí los padres/ogros. También la historia del dueño del caserón encantado, el tío Arthur Spiderwick, era una historia de padre ausente, abducido por sus hadas que son sus estudios, y que vuelve del mundo mágico para encontrar a su niña ya octogenaria...

Bueno, a mí me ha pasado que he visto a Nick Nolte, que cuando yo iba al instituto hacía de chaval de instituto en Hombre Rico, Hombre Pobre, haciendo aquí de siniestro vejestorio, otro de los avatares del ogro. Si es que se nos va el santo al cielo aquí en la red estudiando el mundo fantástico que nos rodea, y se nos consume la vida en un pispás...

Las Crónicas de Spiderwick. Director: Mark Water. Interpretes: Freddie Highmore, Mary-Louise Parker, Nick Nolte. http://www.spiderwick.es



—oOo—

Retropost #2117 (22 de abril de 2008): Descentralizaciones

Sobre algunos inconvenientes o peligros de la descentralización en la Universidad, habida cuenta de sus tendencias feudales tan arraigadas.

Comentario puesto en el blog de Rafael Navarro, uno de los candidatos a rector de la Universidad de Zaragoza, en un post sobre la política de descentralización que él ve necesaria en la Universidad.

La descentralización puede tener efectos de doble filo. Me refiero no sólo a la geográfica, sino a la delegación de funciones y normas a los departamentos y centros. Donde no está el Rectorado para unificar criterios y aclarar cuáles son las normas generales vigentes, y aplicables a todos, a veces los feudos locales campas a sus anchas, y en lugar de modernizar la Universidad lo que hacems es enquistar sus vicios adquiridos. Es importante que, ademas de saber qué está descentralizado, el Rectorado tenga una normativa clara sobre los límites de tal descentralización. Aunque dudo que en el nivel de complejidad organizativa de la Universidad se llegue a llevar una política coherente en este sentido. Una vez algo se descentraliza tiende a funcionar no de acuerdo a unos principios generales sino de acuerdo a los intereses locales dominantes. Véase el Estado de las Autonomías, donde los límites de la autogestión no se conocen, o están siempre por expandir—causando a la vez muchas satisfacciones a quienes cortan el bacalao en un lugar dado, y disgustos a quienes intentan apelar a una normativa general que queda como un puro ornamento teórico.

Muchas veces hemos percibido en nuestro departamento universitario (Filología Inglesa y Alemana) un modelo a pequeña escala de dinámicas políticas que lo trascienden. Y es normal: una organización estatal tiende a ser una muestra (o un síntoma diríamos) de lo que sucede en el Estado en su conjunto y de las maneras de hacer que rigen efectivamente la acción política y que furrulan en un momento dado, aunque creen disfunciones graves a la larga.

Un ejemplo: la manera en que el Rectorado ha dejado hacer a nuestro departamento, cuando ha creado su normativa particular para las nuevas titulaciones, normativa que impide a ciertos profesores (entre los que me encuentro) dirigir tesis o impartir docencia en segundo ciclo. Es una normativa cuyos criterios son tan ad hoc que no tienen paralelo en otros ámbitos de la misma universidad, sin ir más lejos. El Rectorado ha declarado esa normativa contraria a derecho, y la ha anulado en un par de ocasiones...  Pero cuando el Departamento sencillamente sigue aplicándola (tras tacharla de sus papeles), pues el Rectorado ya no interviene y deja hacer. Con lo cual, más que una descentralización, se produce una suplantación, con una proliferación local de pequeños rectores / lehendakaris, autoridades máximas en su corrillo. Que por supuesto les vota "democráticamente" sus propuestas, y los damnificados que ladren.

Política coherente, vaya—coherente con unas maneras de hacer que no llevan a ningún sitio. Son soluciones aparentes de conflictos por la vía del dejar hacer, que no es sino una manera de agravar esos conflictos a largo plazo. Ahora, descentrado, lo que se dice descentrado, sí que está el asunto.

(Texto enviado el 24/4/08 al Rincón de Opinión de la Universidad de Zaragoza)




—oOo—

sábado, 21 de abril de 2018

Atilana Guerrero - Judeofilia

Javier Ortega Smith en Redacción Abierta 18 de Abril 18

Refoto del canal porno

Refoto del canal porno

Reacciones a las tímidas disculpas de la Eta

Define Philology

Define Philology

Citan mi bibliografía: http://bit.ly/abiblio

—oOo—



Who'sWho 2018

Vuelvo a estar en el Who'sWho (2018)

Hestories

Siguen apareciendo de vez en cuando páginas web de bibliografía extraídas (no sé si automáticamente o no) de mi Bibliografía de Teoría Literaria, Crítica y Filología. Aquí hay en un sitio de estos que hacen esto, llamado Hestories, una bibliografía sobre narración conversacional:



_____. "Oral and Conversational Narrative." From A Bibliography of Literary Theory, Criticism and Philology. Online at Hestories 5 feb. 2017.*
         2018

 Y aquí hay otra bibliografía trouvée, en un blog chino. Esta sobre las obras de Daniel Defoe y bibliografía crítica sobre él:

García Landa, José Angel. "Daniel Defoe." From A Bibliography of Literary Theory, Criticism and Philology. Online at Thick and Thin (厚積薄發 ) 17 Aug. 2016.*

         2918


—oOo—

Bob Dylan - Madrid, Spain, National Auditorium (26th March 2018) [Full C...

Retropost #2116 (21 de abril de 2008): A Rejoinder to Professor Landa



Veo que se habló de mí en un congreso sobre Nabokov en Niza, en 2006. Encuentro ahora este artículo de Zoran Kuzmanovich, "'Reading with the Spine' or Reading Nabokov with Huck Finn." (Cycnos 24.1- "Vladimir Nabokov: Annotating vs Interpreting Nabokov" Actes du colloque, Nice 21-22-23 juin 2006).


Es una respuesta a mi artículo "The Poetics of Subliminal Awareness: Re-reading Intention and Narrative Structure in Nabokov's 'Christmas Story'", que apareció en el European Journal of English Studies en 2004. Aquí hay una versión en red.

Aunque este artículo es interesante para narratólogos o nabokoveros, no recomiendo a quien no esté especialmente interesado en la cuestión que entre a examinar los detalles de la polémica—podría cansarse. En suma, Kuzmanovich se siente molesto por la interpretación que doy a su lectura de Nabokov en mi artículo, presentándolo un poco a modo de conejillo de indias o "crítico amistoso" que ejecuta los pasos que el autor ha marcado previamente para él.

De paso también critica ZK mi metodología (le parece "wobbly") y mi estilo (aburrido y lleno de latinajos). También se queja de que utilizo contra él argumentos "ad hominem"—cosa en la que creo que está muy equivocado; desde luego más cuestión de ataque personal se ve en su respuesta que en mi artículo. No entraré a polemizar más, diciendo sólo que si mi enfoque le parece a Kuzmanovich inconsistente u omnívoro es quizá porque intenta dar razón de la respuesta de los lectores a muchos niveles de análisis diferentes: algunos de los cuales refuerzan los anteriores y se edifican sobre ellos (la cuestión del uso narrativo de la proxémica/kinésica, por ejemplo) y otros requieren una distancia irónica por parte de un intérprete que contempla las limitaciones de otras perspectivas (una relación ésta que se da tanto dentro como fuera del cuento, o a caballo entre dentro y fuera). Mi artículo es muy ambicioso y complejo en su enfoque crítico, y seguramente también tendrá sus inconsistencias o limitaciones, no digo que no. Pero para seguir su argumentación habría que acudir a él en sus propios términos antes de leer la crítica de Kuzmanovich—que aparte de algunos errores de exactitud cuando me cita, no capta de modo satisfactorio, entiendo, todos los términos de mi propuesta interpretativa.

En cualquier caso, me felicito de que en última instancia Kuzmanovich reconoce que ("a pesar de sus inconsistencias" etc.—) sí que aparece en mi artículo una explicación del relato y de la escritura de Nabokov más consistente, satisfactoria o global que la que él proponía. Cosa que le honra, surgiendo esta valoración como surge en un contexto bastante polémico (aunque no era mi intención despertar polémica, sino comparar lecturas efectivamente realizadas del cuento). Cito el final de su artículo:

But, you know what folks, in the end I just could not hold any of that against Prof. Landa.
In my own reading of Nabokov’s story I had emphasized the differences between Nabokov and Novodvortsev and interpreted the story as a political satire of Soviet art, a satire offered as a consolatory Christmas gift by Nabokov to his émigré readers, a gift wrapped in irony, a trope that seems almost second nature to Nabokov. By refusing to absolve Nabokov of the sins Nabokov's own story catalogs against Soviet writers, Prof. Landa, for all the wobbliness of his methodology, reads the story's body language as Huck Finn would have and thus concentrates on the more private, subliminal reflections on time and loss through Nabokov’s engagement with writing on the Other. In so doing Landa seems to rescue Nabokov from his own irony in order to replace it with what the narrator of Joyce's The Dead calls “a strange friendly pity” (58) Even though I do not cherish or even recognize some of the positions Landa assigns to me, his chain of available subject positions within the drama of reading Nabokov, positions not separated by irony but united by pity, seems to me in the end preferable to the author’s secret I perhaps only half-subliminally but in complete kindness stumbled upon at least 22 years ago.

—Bueno, en realidad no creo que yo proponga una lectura à la Huck Finn. En todo caso a la Mark Twain—por aquello de que las noticias de la muerte del autor estaban muy exageradas. Aunque algo hubiese.  Yo propongo tener en cuenta tanto al autor como al lector, y propongo un continuo semiótico entre uno y otro. Aunque tampoco renuncio a la distancia irónica—ni a la del autor ni a la del lector. El autor sigue vivo y escribiendo tras su muerte, e incluso refinando su estilo, pero sólo puede hacerlo gracias al lector. Y al crítico, al maltratado crítico, aunque en este relato, lejos de ser maltratado, tiene un papel irónico que no habría que infravalorar.


 
 
—oOo—

Refoto del canal porno

Refoto del canal porno

Tertulia de Federico: Los detalles de la malversación que niega Montoro

viernes, 20 de abril de 2018

Sumario de la malversación 1-O

L'important c'est la rose (4)

Vox en Zaragoza | La España por venir 19 04 2018

Hay que defender España

Paseo junto al río

Paseo junto al río

Filosofía joven en Zaragoza

Nos anuncia la Sociedad Aragonesa de Filosofía unas jornadas de Filosofía Joven en Zaragoza, en el Teatro Romano. Las abre nuestra colega catalana Marina Garcés, profesora de filosofía en la Universidad de Zaragoza.

A lo cual comento en el blog de la SAF lo siguiente:

En el pregón al que fue invitada en las Fiestas de la Merced de Barcelona, Marina Garcés manifestó que echaba en falta en las fiestas la presencia de los terroristas islamistas que habían realizado la masacre en las Ramblas y en Cambrils—"unos jóvenes que no sabemos si querían morir matando", según los describió.  Dadas estas opiniones, y este posicionamiento, es totalmente improcedente invitar a Marina Garcés a ningunas jornadas de Filosofía, y por supuesto asistir a ninguna actividad dirigida por ella. A menos que se participe de sus "ideas" y de sus simpatías, claro está.




—oOo—




Don Oppas Montoro









—oOo—

Retropost #2115 (20 de abril de 2008): Non monsieur je n'ai pas vingt ans


Ni cuarenta. Hace veinte años me compré en Pau un caset de Juliette Gréco en el que salía esta canción.







—oOo—



jueves, 19 de abril de 2018

Encuentra la garceta

Encuentra la garceta

Muere Halliday

Dear AEDEAN members:
It is with great sadness that we announce the passing of Prof. M.A.K Halliday. Michael Halliday died at the age of 93 on 15th April 2018 at the Uniting Wesley Heights Nursing Home in Manly, Sydney, Australia. He was at UCL from 1963 and 1971, first as the Director of the Communication Research Centre (1963-1965) and then as a Professor of Linguistics (1965-1971). After short stays in the US and Britain, he moved to Australia, where he founded the Department of Linguistics at the University of Sydney in 1976 and retired there in 1987.

Michael Halliday specialized in Chinese Linguistics and English Linguistics and did research on discourse analysis, intonation and grammar, among other fields, but he changed the study of Linguistics with the development of the theory of language known as Systemic Functional Linguistics, according to which language is a social semiotic system. Michael Halliday is well-known for the publication of An Introduction to Functional Grammar (1985), which has become a reference book of Linguistics. All his work has had a significant impact on sociolinguistics, applied linguistics, and language teaching and learning.

Cristina Suárez-Gómez, on behalf of the Executive Board


—oOo—

Los contratos a dedo crecen más del 1000% con los podemoides

Llarena levanta el secreto de sumario








—oOo—

El Supremo responde a la Justicia alemana

Llarena pide explicaciones a Montoro




Enfrentamiento entre Montoro y Llarena:







Herrero, Luis. "Editorial Luis Herrero: La Guardia Civil eleva a 1,9 millones la malversación en el referéndum ilegal." Libertad Digital 19 April 2018.*
         2018
-->
—oOo—

Garcetas en Zaragoza

Garcetas en Zaragoza

Retropost #2114 (19 de abril de 2008): Thunder on the Mountain


20080419141211-483144069-fbbb82dd42-m.jpg


Rocanroleando estamos con "Truena en la montaña"—una canción del viejo Dylan. Versión de servidor.







—oOo—

Homosexuales desprotegidos

Introduction to the Levels of Structural Analysis of the Narrative Text (Narrative Theory, 0)

Narrative Theory is an online introduction to classical structuralist narratological analysis. This preliminary section provides an introduction to the notion of level of analysis in narrative, and examines a number of theories bearing on the structure of the fabula (Aristotle, Tomashevsky, Bal) and of the story (Genette), with attention to the dimensions of time, distance, perspective, and to the discursive agency of the narrator.

 

Introduction to the Levels of Structural Analysis of the Narrative Text 

(Narrative Theory, 0)

http://dx.doi.org/10.17613/M6HW14





_____. Narrative Theory. University of Zaragoza, 1990. Online edition (2005):
         2005
_____. "Introduction to the Levels of Structural Analysis of the Narrative Text." In García Landa, Narrative Theory. 1990. Online edition (2005):
2005
_____. "Introduction to the Levels of Structural Analysis of the Narrative Text (Narrative Theory, 0)." Social Science Research Network 11 Nov. 2015.*
         2015
_____. "Introduction to the Levels of Structural Analysis of the Narrative Text (Narrative Theory, 0)." ResearchGate 7 Dec. 2015.*
         DOI: 10.13140/RG.2.1.3431.3049
         2015
_____. "Introduction to the Levels of Analysis of the Narrative Text (Narrative Theory, 0)." Academia 12 June 2017.*
         2017


—oOo—


miércoles, 18 de abril de 2018

¿Miente descaradamente Montoro?




Montoro: Antes encubrir que dimitir (Libertad Digital).

—oOo—

Mujercita junto al río

Mujercita junto al río

Llarena pide explicaciones a Montoro









Catedráticos 3.0: La situación de la Universidad

Look Back Angel

Look back Angel

Buenos días, España | 18-04-2018

Retropost #2113 (18 de abril de 2008): People I Know



Esta película "de Al Pacino" la tradujeron al español como Relaciones confidenciales.  Versa sobre Eli (Pacino), un representante judío de actores y gente del espectáculo que está en decadencia personal y profesional: alterado, acelerado, stressado, forrándose de somníferos y antisomníferos y drogas para mantener el ritmo—es una película sobre adicciones en gran medida (como Nicolas Cage en Leaving Las Vegas), pues Eli es tan adicto al frenético y falso ambiente de Nueva York como lo es al pastillamen.  Al Pacino es el centro, tanto así que la película se vuelve obsesiva, casi como un monólogo teatral con voces y caras y coros que entran a acompañar al personaje central que no deja la escena nunca. La sustancia del argumento es el fin de su caída—cuando casi se ha decidido a abandonar su vida e irse a vivir con su cuñada viuda Kim Basinger a una granja de Virginia, un plan que le podría convenir a cualquiera. Pero este hombre es un tipo caprichoso y difícil; parece que el sexo no le va mucho, al menos no con la viuda de su hermano, aunque ella ya querría. Y tiene problemas de urólogo aparte de otros muchos.  Con la cuñada está a gusto, le dice que con ella al menos no tiene que actuar ni representar un papel—es él mismo el mejor actor de su elenco—y eso que mientras se lo dice ves que lleva tantas máscaras que ya no sabe cuándo actúa y cuándo no. 

Eli está montando una función benéfica supuestamente para unos negros sin papeles, uniendo a los judíos liberales con los líderes predicadores negros de Harlem, una combinación explosiva. Quizá en realidad esté buscando hacerse de relaciones públicas a sí mismo—lo que consigue en todo caso es dar un paso fatal que no debería haber dado. El centro de la gala, obligado a asistir, es la joyita de su portafolio, un oscarizado actor que a pesar de sus muchos líos de drogas y faldas quiere ahora tener una carrera senatorial, aliado con importantes próceres de "izquierdas" forradas. Bien, pues el Eli comete el error de haber visto demasiado (vio entre nubes de opio cómo asesinaban a una starlette que lo iba a chantajear con vídeos comprometedores). Y el error que comete es hacer un amago de encender el ventilador de la mierda: utilizar su "conocimiento privilegiado" para presionar a su estrella, que se quiere ir del portafolio y de la gala, amenazándole con contar lo que sabe. Un asesino a sueldo lo quita de enmedio prontamente. Lo apuñalan con un fino estilete y casi sin sangrar (no se le ocurre ir al médico) se muere viendo la televisión. Por eso de vivir para la imagen. También queda sugerido que en cierto modo se suicida o se hace suicidar—tomando la prejubilación, digamos, como hizo su hermano.

Bueno, toda una recomendación que nos hace un elenco de cineastas de la intelectualidad liberal sobre los métodos de la trastienda política en USA—de la populista-liberal, que debe ser la que de más primera mano conocen. Esperemos que sea una obra de ficción imaginativa.



People I Know. Dir. Dan Algrant. Screenplay, Jon Robin Baitz. Cast: Al Pacino, Kim Basinger, Ryan O'Neal, Tea Leoni, Richard Schiff, Bill Nunn, Robert Klein, Mark Webber. Camera: Peter Deming; editor, Suzy Elmiger; music, Terence Blanchard; production designer, Michael Shaw; art director, Charles E. McCarry; Prod. Michael Nozik, Leslie Urdang, Karen Tenkhoff. Exec. prod. Robert Redford, Kirk D'Amico, Philip von Alvensleben. Co-producer Nellie Nugiel. USA: Miramax Films / Myriad Pictures /  South Fork Pictures / Galena/Greenestreet Films, Chal Prods., In-Motion AG, WMF V. 2002.




—oOo—

Yo como filósofo muy leído

Captura de pantalla 2018-04-18 11.57.51

La cooperación del Gobierno de Rajoy con el golpe catalanista


Me dirán, claro, que es absurdo, que "Rajoy fue quien aplicó el 155". Y les diré que Rajoy desactivó el 155 haciendo un simulacro de aplicarlo, para permitir la continuación del golpe lento sin exabruptos.

Y que el simulacro de aplicar el 155 lo hizo únicamente porque había sido denunciado por Vox ante los tribunales, por dejación de funciones.

Siendo algunos jueces lo que son, no quedaba totalmente descartado que el falso inane del presidente pudiese ser citado ante los tribunales, investigado y procesado por su flagrante falta de actuación. Así que fue tener noticias de la querella y pasar ipso facto a activar el 155 que Vox llevaba AÑOS pidiendo mientras todos los llamaban extremistas y delirantes.

Así está el tema: gobernados por traidores y falsarios estamos.


Vidal, César. "¿Montoro culpable de alta traición? La Voz 17 April 2018.*
<![endif]-->
2018

 "Federico a las 6: Montoro niega el delito del separatismo." EsRadio 18 April 2018.*
2018

"Jiménez Losantos: El Gobierno debería ser juzgado por auxilio a la rebelión." Libertad Digital.


Molares do Val, Manuel. "Montoro a favor de Puigdemont." Crónicas Bárbaras 18 April 2018.*

2018
Dupuy, Guillermo. "Montoro y la negación del delito." Libertad Digital 16 April 2018.*
<![endif]-->
2018


Jordá, Carmelo. "El Gobierno contra el Supremo… y España." Libertad Digital 17 April 2018.*


 Ahora bien, el juez Llarena ha decidido que Montoro ha de dar explicaciones sobre sus incomprensibles declaraciones que interfieren con el procesamiento del golpe catalán:
 


—oOo—

Montoro versus Llarena, por @christinalosada https://www.libertaddigital.com/opinion/cristina-losada/montoro-versus-llarena-84888/

—oOo—

Retropost #2112 (18 de abril de 2008): Una de anclajes

Un aspecto de la intertextualidad es el anclaje narrativo, o cómo se ubican las narraciones unas en el seno de otras—cómo las narraciones puntuales se orientan por referencia a grandes narraciones de procesos supraindividuales: la historia local o nacional, el colonialismo, la industrialización y urbanización, la globalización, el progreso, la Ilustración— o, yendo más allá: cómo se engarzan las pequeñas historias con puntos de anclaje referentes al proceso de la evolución humana, de la historia de la vida y de la Tierra, la historia del Tiempo...

He colgado en el SSRN un artículo que ejemplifica este asunto con referencia a la novela This Thing of Darkness: Harry Thompson, This Thing of Darkness: Narrative Anchoring

Abstract:    
A review (in Spanish) of the novel This Thing of Darkness (2005) by Harry Thompson (1960-2005), a historical fiction on Darwin's Beagle voyage and the life of Captain Fitzroy. Special attention is paid to the novel's narrative anchoring of its events within a grand narrative of modernity and imperialism, of scientific and cultural development, and of human evolution at large.
     
Keywords: Novel, Narrative, Narratology, Harry Thompson, Darwin, Evolution, History, Fitzroy




—oOo—

Oscar que viene

Oscar que viene

Retropost #2111 (18 de abril de 2008): Changing of the Guards



Una canción que parece surrealista y es autobiográfica. O que es surrealista y parece autobiográfica. De Bob Dylan, claro.








—oOo—

martes, 17 de abril de 2018

Lugares de la memoria (y de la desmemoria) - La historia y su construcción

Vengo de la primera conferencia del ciclo "Fotos como novelas" que tiene lugar en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, sobre la relación entre fotografía y narración. Es parte de un ciclo más amplio, 'Vida en ficciones', que adopta un nuevo tema cada año. A mí me interesa la cuestión de la relación entre fotografía y narración sobre todo por el tiempo que le dedico a la fotografía (tengo un fotoblog con más de 70.000 fotos), por las vueltas que le doy a la narratología (por ejemplo aquí) y porque me viene a la cabeza aquel artículo que escribí sobre la narratividad del fotoblog.

La conferencia de hoy la daba Ana Teresa Ortega, reconocidísima investigadora de la fotografía y sus usos, con el título "Lugares de la memoria: La historia y su construcción".   El título es demasiado general, pues la conferencia y el proyecto actual de la conferenciante consiste en una documentación de las antiguas cárceles y campos de concentración del franquismo, contrastando su uso previo con el que se les dio en la guerra y la posguerra, y con su reutilización actual, la mayoría de las veces sin conservar memoria de los prisioneros que tuvieron entre sus muros o de los reos que allí se ejecutaron.

El trabajo de documentación merece reconocimiento, especialmente en el contexto de los actuales proyectos de recuperación de la memoria histórica (del bando republicano, se entiende), y es en ese contexto donde habría que ubicar este trabajo. De ahí que el título sea demasiado general y no responda más que vagamente al contenido de la conferencia. "Memoria fotográfica de las prisiones y campos de concentración franquistas" sería más exacto. Hay que decir que la vaguedad de acotación del tema tiene consecuencias nefastas para la "transversalidad ideológica" que según la conferenciante le inspira, pues no hace mención ni por asomo de las cárceles, prisioneros, chekas y matanzas del lado republicano, exactamente como si no hubiera habido jamás tal cosa, y como si los "paseos", la pena de muerte, los juicios sumarísimos, el acoso a los inocentes, las masacres y las detenciones arbitrarias fuesen cosa exclusiva del bando franquista, y no una práctica generalizada en los dos bandos, y en todos los bandos de todas las guerras europeas y no europeas.

Produce angustia el relato de tanto sufrimiento, tanto acogotamiento en masa, encarcelamientos hacinados, y juicios sumarísimos con condenas a muerte a mansalva. Se explica bien que bajo el discurso oficial triunfalista o benevolente del franquismo quedase la memoria resentida de todo este sufrimiento invisibilizado, que explica en parte (aunque sólo en parte) el actual resentimiento de las izquierdas, obsesionadas con el franquismo, y su negativa a reconocer los aspectos "positivos" del régimen—el despegue económico, etc. etc., aspectos positivos que en parte se edificaron sobre las costillas de tantos trabajadores forzosos, aparte de los sueldos bajos, los emigrantes, y demás. Y a costa de una política dirigida sin contestación por el procedimiento del ordeno y mando impuestos por el terror.

Sin embargo también produce turbación, como digo, la visión tan unilateral que ofrece la conferenciante. El silenciamiento total de los totalitarismos, violencias y masacres de la zona republicana, de sus chekas y bandas de matones sueltos, a la caza de católicos, y las espectaculares y sádicas torturas que caracterizaron a tantas prisiones republicanas. Que si prisiones franquistas las hubo a cientos, también a cientos las hubo republicanas—más de 200 chekas en Madrid nada más, que por fuerza eran pequeñas pero no por ello era menos espantoso lo que allí sucedía. Para los anales de la demonología humana, es más. Y chekas hubo en Barcelona, no aparecieron las prisiones en Cataluña como setas tras la lluvia sólo al acabar la guerra, como se echaba de aparentar en esta conferencia. César Vidal escribió un libro sobre las chekas de Madrid, y ahora ha salido otro que (un poco en el espíritu de 'antes y ahora' que anima a esta conferenciante) desvela los horrores que tenían lugar en tantos edificios de aspecto inocente, cargados de historia. Muchos de estos historiadores se centran de modo sectario en las víctimas de un solo bando.

Me temo que también ésta ha sido una conferencia sectaria, hay que decirlo.  A veces de un modo incluso ingenuo, si sectarismo e ingenuidad pueden coexistir, y pueden. Así por ejemplo, muestra la conferenciante un mapa de los campos de concentración a final de la guerra, y hace notar que todos están en la zona franquista: hay una amplia zona libre de campos que es el cuadrante sureste que seguía bajo la República. En fin, esto se comenta solo. El mapa era un mapa franquista oficial para mostrar la localización de SUS campos, no estaban documentando al enemigo.  También aparecían los latiguillos sectarios del bando republicano, como la mención reverencial, en tono de martirologio, al fusilamiento del Presidente Companys—sin alusión ni presuposición, claro está, a los miles de inocentes fusilados por órdenes del Companys.  O se repetía la historia de los miles de muertos de la plaza de toros de Badajoz, que es una burda invención propagandística de un periodista norteamericano.

Claro, es que son cosas, lo de la matanza de Badajoz como lo del bombardeo de Guernica, que pasan a la categoría de iconos sacros de la maldad franquista, cuando la realidad es bastante diferente de su versión mítica. Un buen ejemplo, por cierto, de "la historia y su construcción" que podría aprovechar la conferenciante si se sintiese animada a investigar más en la cuestión—cosa que no creo, visto el botón de muestra. Por supuesto que hubo fusilados, y muchos, en la plaza de toros de Badajoz, pero no hubo ni dos mil ni cuatro mil. Nadie ha podido mostrar ni una lista de los miles de víctimas identificadas, ni mucho menos una fosa común con los muertos, y no les arriendo la ganancia si lo intentan. Sí se ha documentado ampliamente en cambio cómo se creó la bola de nieve de la mentira propagandística en este caso (ver Los mitos de la guerra civil de Pío Moa—sí, lo siento, Pío Moa, que es Tucídides al lado de la versión oída en esta conferencia). Y eso que iba la conferencia sobre "la construcción de la historia"....  Lo mismo que Guernica: se suele decir "un pueblo de seis mil habitantes, y más todavía por ser día de mercado, quedó totalmente arrasado bajo las bombas de la Luftwaffe enviada por Franco". Y luego ves que ni fue Franco el que ordenó bombardear el pueblo, ni llegaron a 150 las víctimas mortales (126 según el estudio más documentado). El pueblo quedó hecho un ascua, eso sí—pero la mayor parte ardió tras el bombardeo, con la mayoría de la gente poniéndose a salvo.  Salas Larrazábal ya documentó esto de modo autoritativo, y los relatos de la parte contraria (Preston et al.) prefieren desde entonces refugiarse en vaguedades como "la destrucción total de un pueblo de 6000 habitantes y que cada cual entienda lo que quiera"). En fin, que se parece tanto la leyenda de Guernica a la historia de Guernica, como la leyenda del Guernica a la historia del Guernica. Picasso (director del Museo del Prado) jamás pisó Madrid, y cobró a precio de oro el encargo que se le hizo del cuadro para conmemorar el bombardeo—no lo pintó en un arrebato generoso de dolor republicano, como hace suponer la historia oficial. Picasso (que brindaba por Stalin, así que a masacres tampoco le impresionaba nadie) ni siquiera pintó el cuadro para la ocasión, pues no verán en él la menor alusión a un bombardeo aéreo. Es una alegoría general del sufrimiento, la brutalidad humana o la confusión; al parecer recicló un cuadro para expresar el dolor de la muerte de un torero, aunque también hay quien dice que es una especie de Nacimiento agónico o conflictivo. En fin, ni árbol, ni vascos, ni bombas, ni mercado, ni Luftwaffe, ni Franco, ni Hitler. Y así el resto de la elaboración.

Lo mismo sucede con las decenas de miles de condenas a muerte tras la guerra a las que aludía la conferenciante: aunque no hubo precisamente carencia de fusilamientos, la mayoría de las condenas no se ejecutaban, eran conmutadas por cadena perpetua, y la cadena perpetua no solía durar más de seis años. De todo hubo, pero si mal no recuerdo, de todas esas cadenas perpetuas, el último preso del bando rojo que seguía en la cárcel a mediados de los setenta era Marcos Ana, y no por rojo sino por asesino.  Bueno, supuestamente se ejecutó a tantos ejecutados precisamente por asesinos, y no por ser meramente rojos, que roja era supuestamente media España, aunque hubo venganzas y abusos y horrores más que abundantes, como no podía ser menos. (Aquí cuenta algunos un fraile, Gumersindo de Estella, que actuaba como confesor de condenados a muerte). Un horror de fusilamientos en fila. Pero claro, no es lo mismo decir hubo cien mil condenados a muerte que decir hubo cien mil ejecuciones. No hay que ser franquista para saber que no es lo mismo: de hecho quizá nunca hubo tanto desfase entre condena y ejecución como el que hubo en estos tribunales de la Causa General. Y muchas de las víctimas mortales murieron por malas condiciones higiénicas, enfermedades, hacinamientos, infecciones, en estas cárceles de posguerra que eran realmente un espanto, como bien explica la conferenciante.

En fin, hay que decir que la idea del proyecto (imágenes del pasado, del presente, historia olvidada en los edificios, etc.) queda seriamente viciada por el relato monocular del que participa la conferenciante. A la que no cuesta mucho ubicar (me alarmaría seriamente que fuese de Ciudadanos) en la órbita podemoide de Compromís por Catalunya o de sus aliados socialistas más simplificatorios—lo cual va en serio detrimento de cualquier proyecto de memoria histórica que no esté gravemente aquejado de Alzheimer en uno de los hemisferios cerebrales. Lamentablemente hay mucho de esto en España hoy, demasiado, y no es aceptable dejarle la última palabra a un relato sobre la memoria histórica tan desmemoriado y tan creador de desmemoria. La conferenciante ha presentado parte de la historia,  sectariamente seleccionada de modo inconfeso, como si fuese la auténtica historia desvelada. Por eso me ha parecido bastante mal que no haya habido turno de preguntas al final de la conferencia. Está claro que cualquier observación medianamente sopesada sobre la memoria de las cárceles y de las masacres podía dar al traste con el relato cuidadosamente construido.





—oOo—










The Chains of Semiosis

This paper puts forward a theory of literary writing as a practice of ideological transformation. The example analyzed is the representation of the sexes in George Eliot's novel The Mill on the Floss, a representation which is intertextually mediated, metafictional, and transformative, rather than merely "realistic" or spontaneous. This view of writing as a practice of material production in the intertextual field is theorized on the basis of V. N. Voloshinov's (or M. M. Bakhtin's) materialist linguistics, and of Peirce's semiotics. The methodological kinship between these researchers is asserted (as it was ignored in the 1980s, when this paper was written).

 The Chains of Semiosis: 

Semiotics, Marxism, and the Female Stereotypes in The Mill on the Floss

http://dx.doi.org/10.17613/M6PZ81

Author(s):
José Angel García Landa (see profile)
Date:
1991
Group(s):
Narrative theory and Narratology
Subject(s):
George Eliot, Victorian novel, Semiotics, Intertextuality, Women's studies
Item Type:
Article
Tag(s):
Representations of women, Stereotypes
Permanent URL:

Abstract:

Notes:
Written in 1989.




_____. "The Chains of Semiosis: Semiotics, Marxism, and the Female Sterotypes in The Mill on the Floss." Papers on Language and Literature 27.1 (Edwardsville, Illinois, 1991): 32-50.* http://www.siue.edu/PLL/
_____. "The Chains of Semiosis: Semiotics, Marxism, and the Female Stereotypes in The Mill on the Floss." iPaper at Academia.edu 19 July 2010.*
         2014
_____. "The Chains of Semiosis: Semiotics, Marxism, and the Female Stereotypes in The Mill on the Floss." Online PDF at Social Science Research Network 21 July 2010.*
         2010-07-19
         English and Commonwealth Literature eJournal 21 Jul. 2010.*
         2013
_____. "The Chains of Semiosis: Semiotics, Marxism, and the Female Stereotypes in The Mill on the Floss." Online PDF at Zaguán 8 Oct. 2011.*
         http://zaguan.unizar.es/record/6550
         2011
_____. "The Chains of Semiosis: Semiotics, Marxism, and the Female Stereotypes in The Mill on the Floss." ResearchGate 3 May 2013.*
         2013
_____. "The Chains of Semiosis: Semiotics, Marxism, and the Female Stereotypes in The Mill on the Floss." Selection. In The Mill on the Floss and Silas Marner. Ed. Nahem Yousaf and Andrew Maunder. (New Casebooks). Houndmills: Palgrave, 2002. 73-82.* Amazon Online Reader:
         2008
         Introduction by Nahem Yousaf and Andrew Maunder at Palgrave.com
         2014


—oOo—

Ciudadanos pide AHORA control para TV3

Pero "control parlamentario", dicen. ¿Querrán decir que quieren que la controle Torrent? Estos están contra el golpe pero con la boquita muy pequeña.





—oOo—

Verses on Self-Murder

brokensoul

 

























With toilsome steps I pass thro' life's dull road,
No packhorse half so weary of his load;
And when this dirty journey shall conclude,
To what new realms is then my way pursu'd?
Say then, does the unbody'd spirit fly
To happier climes, and to a better sky?
Or sinking, mix with dust and kindred clay,
And sleep a whole eternity away?
Or shall this form be once again renew'd,
With all its frailties, and its hopes endu'd
Acting once more, on this detested stage,
Passions of youth, infirmities of age?
     I see in Tully what the antients thought,
And read unprejudic'd what moderns taught,
But no conviction from my reading springs,
Most dubious in the most important things. 
     Yet one short moment would at once explain,
What all philosophy has sought in vain,
Would clear all doubt, and terminate all pain.
Why then not hasten the decisive hour,
Still in my view, and ever in my power?
Why should I drag along this life I hate,
Without one thought to mitigate the weight?
Why this mysterious being forced t'exist,
When every joy is lost, and every hope dismist?
In chains and darkness wherefore should I stay, 
And mourn in prison, while I keep the key.




(Lady Mary Wortley Montagu, "Verses on Self-Murder, address'd to—" (signed 'by a Lady') in London Magazine (June 1749); in Eighteenth-Century Poetry, ed. David Fairer and Christine Gerrard, Blackwell, 2014, 222-23).

—oOo—

Refoto de Flickr

Refoto de Flickr

En el Social & Political Philosophy eJournal

En el Social & Political Philosophy eJournal

Aquí a fecha de 14 de abril: https://www.ssrn.com/link/Social-Political-Philosophy.html

—oOo—

Montoro les echa un capote a los golpistas





Mientras el Supremo intenta argumentar ante los alemanes los delitos de rebelión, sedición, o, al menos, desvío de fondos públicos:




—oOo—

Así es la fauna

Retropost #2110 (17 de abril de 2008): Cuádruple superveniencia

A photo on Flickr

El otro día especulaba el psicólogo Gary Marcus en el New York Times ("Total Recall") sobre la naturaleza caótica y asociativa de nuestra memoria, tan distinta a la memoria de un ordenador. En el ordenador, un recuerdo está almacenado en un lugar concreto localizable. En el cerebro, su localización (o recreación, más bien) depende de múltiples asociaciones basadas en la naturaleza de lo que estamos recordando o intentando recordar—en el qué, no en el dónde está. Por eso nuestra memoria es tan ineficaz para algunas cosas... —y tan eficaz para otras añadiría yo, aunque Marcus se centra más en sus limitaciones. Y se las promete muy felices cuando podamos tener un implante diseñado por Google imperson que nos permita hacer búsquedas en nuestra memoria tan fácilmente como lo hacemos en un ordenador.
A mí que me dejen en humano, por favor, y que esta cyborganización del cerebro se la coman con patatas Marcus y los de Google. Aunque quizá sea de temer que esto llegue a inventarse un día, y cuando suceda, no duden que se venderá como los iPods—entonces sí que estaremos hechos todos unos I-Pods: vamos, invadidos por los ladrones de mentes, porque Google tendrá los derechos sobre el historial de búsqueda.

Me gusta de Marcus sin embargo su idea de la mente tal y como la expone en esta entrevista con Carl Zimmer que enlazaba el otro día, "How MacGyver Made Our Minds", y en su libro Kluge: The Haphazard Construction of the Human Mind. La idea básica: que la mente no está diseñada de acuerdo con un plan prefijado, retrospectivamente y organizadamente, sino que es el resultado más o menos estabilizado de una acumulación histórica sobrevenida y caótica. Contra el diseño inteligente y contra el darwinismo, dicen en los anuncios del libro—aunque de hecho va más la idea contra el diseño inteligente que contra el darwinismo. Este tema de la contingencia histórica es muy caro a evolucionistas como Stephen Jay Gould,  en cuya línea van los razonamientos de Marcus. Y en lo que toca al tema de la contingencia y la retrospección también es muy próximo a mis intereses, como todo el mundo que se lea esto sabe.

Un punto importante en el que Marcus se separa de Chomsky y de Pinker es en que desea evitar los extremos en la cuestión de si el lenguaje es "aprendido" o "innato". No existe un módulo mental específico para el lenguaje, según teoriza o podría hacernos creer Chomsky. (Más críticas recientes a esta postura chomskiana aquí). Más bien la evolución del cerebro ha "aprovechado" para el desarrollo del lenguaje los componentes de otras funciones cerebrales y cognitivas, reciclándos y adaptándolos a una nueva función. Así pues hay mucho en el desarrollo del lenguaje que depende de la estructura del cerebro, pero no de un componente específico, sino de una serie de funciones readaptadas. Esta perspectiva, muy en la línea de la teoría evolutiva de la exaptación desarrollada por Stephen Jay Gould, me resulta muy atractiva y plausible. Las funciones cerebrales del lenguaje son el resultado de un "bricolaje" evolutivo con estructuras que surgieron adaptadas a otras funciones y en otras circunstancias.

Nuestra mente, subraya Marcus de modo más general, no ha sido prediseñada para cumplir perfectamente las funciones que cumple. Las va cumpliendo, por accidente o adaptación, por acumulación histórica de capacidades (y discapacidades), por exaptación de órganos y funciones para fines nuevos. Vamos tirando con lo que tenemos, con la colección heteróclita de funciones y capacidades mentales que hemos recibido de la historia—y que son desarrolladas adaptativamente en las nuevas circunstancias cambiantes que el ser humano va encontrando. Tan cambiantes, súbitamente cambiantes, como consecuencia del desarrollo histórico, social y tecnológico, que tanto ha transformado el medio ambiente en el que nos movemos, y las necesidades de comportamiento.

O sea: la mente humana (maravillosa, etc.) es como nuestras casas: una colección de objetos útiles y de otros inútiles, unos que usamos y otros que cumplían su función antes y allí siguen; en todo caso es el resultado de una historia acumulada. O es como una ciudad: nadie la ha diseñado, sino que es lo que es y tiene la forma que tiene por accidentes geográficos, históricos, políticos, económicos. No es casual que la memoria está gobernada por asociaciones contextuales—nuestros conocimientos van asociados entre sí y los recuerdos van asociados a las circunstancias y ocasiones en las que los hemos adquirido. Vamos arrastrando nuestra historia a cuestas; de hecho, es lo que somos, y la historia está hecha de hechos sobrevenidos... producidos por acontecimientos, resultado de un conjunto caótico de causas, por superveniencia: todos los acontecimientos son contingentes hasta que se producen. Los ingredientes de la historia incluyen los planes e intenciones, sí, pero tanto los planes realizados como los irrealizados.
También el hombre se planifica y se hace a sí mismo, pero en gran medida a base de planes fracasados o torcidos por la fuerza de las circunstancias, o por hechos sobrevenidos por una conjunción irrepetible de factores.

Por cierto, antes he hablado de la retrospectividad de los planes, y eso a alguien le parecerá paradójico u oximorónico, lo de un "plan retrospectivo". Cuando un plan falla sí retrospeccionamos, y lo corregimos (demasiado tarde normalmente), eso es fácil de ver. Pero en realidad en todo plan hay un elemento de retrospección, involucrado con la prospección que parece definirlos. Un plan tiene una lógica de la narratividad (en el sentido en el que la define Philip Sturgess, en Narrativity). Cada elemento del plan está prediseñado de acuerdo con lo que le va a seguir, que se engarza lógicamente con él, y todo está contemplado desde el resultado final a conseguir—el plan está diseñado en cierto modo desde el futuro hacia el pasado, desde el futuro que debe generarse hacia el presente que ha de poner los medios.

Bien, pues nada de esto es posible en el desarrollo histórico, que es contingente. El curso de los acontecimientos no está escrito. Será previsible o controlable hasta cierto punto (un punto incierto); se atendrá a leyes naturales y probabilidades, y haremos previsiones en base a esto: pero estas previsiones son un poco como los planes—se topan luego con las contingencias con las que no contaba el previsor tan previsor. Y el desarrollo sobrevenido de la historia acaba siendo el que acaba siendo, sólo comprensible a posteriori, por una ciencia histórica. Es contingente dentro de unos márgenes hasta que se produce, y no puede ser calculado por un algoritmo, sino sólo estudiado por el historiador desde una atalaya retrospectiva —atalaya que si tiene sus ventajas (suave mari magno, decía Lucrecio, a salvo de las tormentas de la historia) tiene a su vez sus limitaciones o inestabilidades, pues no está realmente al margen de la historia sino que forma parte de ella.
(Así, por ejemplo, todas las teorías físicas hasta ahora habidas sobre el principio y el fin de nuestro mundo han surgido y fenecido en un breve lapso del mundo mismo. Menos la actual, claro—"que es la buena").

Hemos visto que la estructura y capacidades de la mente humana son contingentes, según expone Marcus en su teoría de "the klugey mind": o más bien sobrevenidos, ejemplos de esa contingencia que se ha hecho necesidad. Pero es que al carácter sobrevenido de nuestra estructura y capacidades mentales se superpone (en realidad viene a ser un aspecto de ésta) el carácter sobrevenido de la evolución del cuerpo humano—de los seres humanos. También cada detalle de nuestra estructura corporal ha sido modelado por la evolución, que, entendida a la manera de Darwin/Gould, es una sucesión única e impredecible guiada por la selección natural, la adaptación gradual a recursos y ecosistemas, y por las catástrofes súbitas que transforman dichos ecosistemas. Dejando a veces, donde había un complejo ecosistema, un desierto donde luchan por sobrevivir tres o cuatro especies aisladas que han sobrevivido al azar. Con todas las variedades intermedias y formas transicionales eliminadas por la competencia y los desastres, aparecen las especies al observador como una colección de objetos heteróclitos y no emparentados en origen. Estas especies vuelven a diversificarse y crean el extraño árbol de la vida que contemplamos, una cadena hipotéticamente continua pero con la mayoría de los eslabones perdidos.

A tales accidentes y desarrollos debemos el desarrollo de nuestra simetrías parciales de brazos y piernas y hemisferios cerebrales, la existencia de los sexos, sin la cual no seríamos lo que somos ni pensaríamos lo que pensamos ni escribiríamos líricos poemas; a la contingencia debemos los dedos de la mano y la forma del teclado. El cuerpo, y todo lo que hace a su medida, es un extraño organismo con una cara sin tentáculos y con una espalda sin cara, una forma que sólo se pliega en unas direcciones sí y en otras no, y cada cuerpo nuevo que se engendra o genera repite en sí esa historia acumulada en forma de estructuras (—todo objeto y todo paisaje humano o natural es historia acumulada para quien la sabe ver allí sedimentada, o en movimiento).

Incluso, en parte, el organismo se desarrolla como embrión recapitulando algunos pasos de la evolución. En el saco amniótico siempre estamos aún en la charca primigenia, y todo niño es un pequeño chimpancé. Y un bebé chimpancé también es un pequeño bebé con mucho de humano, por cierto, hasta que crece y nos separamos.

¿Cuál es la tercera superveniencia? Esta estructura sobrevenida de  la mente y el cuerpo, esta historia acumulada, es lo que arrastramos y lo que somos. Gracias a ella vemos en colores, lanzamos jabalinas en los juegos olímpicos, y hacemos planes de cómo reorganizar el trabajo social. Y cada uno de nuestros actos puede leerse como una recapitulación de esa historia acumulada que lo ha hecho posible y le ha dado su forma. Hasta el que lanza tubos de neón en lugar de jabalinas está haciendo algo original sólo hasta cierto punto, pues repite los movimientos posibles del brazo y recapitula la tradición de los lanzadores de jabalinas. El que un fenómeno sea una contingencia sobrevenida (algo único, impredecible, una conjunción irrepetible) no quiere decir que no se pueda trazar la historia de sus componentes y de dónde vienen. Más bien al contrario: los procesos históricos coherentes, la comprensión de esos procesos y la superveniencia tanto del proceso como de su análisis van unidos. El mismo lenguaje que utilizamos para analizar estos procesos es él mismo una formación orgánica y cultural histórica y sobrevenida.

Tres o cuatro niveles de contingencia y superveniencia, pues: a la naturaleza sobrevenida del cuerpo, y la de la mente, es decir, al hardware que recibimos, superponemos el input igualmente contingente y sobrevenido de nuestro software cultural. Que también se ha desarrollado mediante los accidentes históricos que han hecho a nuestra cultura lo que es, y a nosotros lo que somos dentro de ella. Nuestra personalidad, nuestra trayectoria vital, los azares de nuestra formación y las herramientas conceptuales que ha dado el pensamiento nos han traído, lector que impulsado por lo que eres hasta aquí me has seguido, a pensar sobre lo que son nuestro cuerpo y nuestra mente y nuestras vidas...
—¿a pensar con qué? Pues con los conceptos, teorías y herramientas mentales que hemos ido reuniendo y acumulando al azar por nuestro trayecto—evolucionismo, narratología, y una afición a la retrospección, originada quizá en la nostalgia. Y esto sucede, o sucedía en origen, en un blog, una forma comunicativa que  es de por sí un caso bien claro de historia acumulada de cuestiones sobrevenidas.

 
—oOo—
 
 

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.